Enfermeras malagueñas frente a la Covid-19: la misión de inmunizar a la población

18-02-2021

• Hablamos con enfermeras de Medicina Preventiva y Salud Laboral del Hospital Costa del Sol, pieza clave en la vacunación contra el Covid-19 • El equipo de vacunación trabaja sin descanso para alcanzar la inmunidad de la población lo más rápido posible

En la actualidad, lograr el mayor porcentaje de población inmunizada en el menor tiempo posible es uno de los retos a los que se enfrenta sistema sanitario andaluz. Para ello, las enfermeras se han convertido, una vez más, en el engranaje principal de una campaña de vacunación histórica que comenzó el pasado 27 de diciembre de 2020.

El Colegio de Enfermería de Málaga ha querido dar a conocer la importante labor que está llevando a cabo las enfermeras malagueñas en la campaña de vacunación contra el Covid-19. Hablamos con enfermeras de Medicina Preventiva y Salud Laboral del Hospital Costa del Sol. Ana Álvarez; Noelia Tinoco; Ana Fernández; Lidia Soler; Pilar Gavira; Paqui Fontalba y Ana Portillo trabajan sin descanso para acelerar el proceso de vacunación, cumpliendo una función esencial tanto en esta etapa como en toda la pandemia.

Un intenso y agotador trabajo, pero con el que saben que están haciendo historia y por eso se sienten orgullosas de llevar la inmunización a miles de malagueños. A pesar del esfuerzo que suponía la llegada de la vacuna, el colectivo de enfermería asegura haber sentido esperanza e ilusión con el arranque de la campaña. "La llegada de la vacuna fue satisfactoria. A nivel profesional, por poder formar parte de la solución de esta pandemia, poder vacunar a nuestros propios compañeros que están pasándolo tan mal en primera línea. Y a nivel personal porque la llegada de la vacuna fue ver, por fin, una luz al final del túnel" explica Ana Fernández.

Para Lidia Soler, el inicio de la vacunación supuso "un respiro a nivel personal y profesional ya que, tras un año de esfuerzo continuado encontramos esperanza en la vacuna para acabar con esta pandemia".

Además, las enfermeras malagueñas han querido poner en relieve el enorme y continuo esfuerzo por parte de todo el Equipo del Plan de Contingencia del Hospital Costa del Sol. "Ellos han hecho posible que estuviéramos listos  y equipados para poder arrancar la campaña de la mejor forma posible. Nos une un sentir de compromiso, responsabilidad y solidaridad que le aporta valor a la profesión enfermera" describe Ana Álvarez.

Una labor que merece ser reconocida. "Sería imposible tratar de poner fin a la pandemia sin la colaboración de cada uno de los profesionales sanitarios. Desde atención hospitalaria, emergencias, centros residenciales, atención primaria y domiciliaria... todos y cada uno de ellos hacen posible que avancemos".

Un día de trabajo en el equipo de vacunación COVID

"Nuestra jornada comienza a primera hora con la preparación previa de los listados de personal, revisión del material, documentación requerida e información acerca de la vacuna. Después, traemos viales de la farmacia y nos distribuimos en cada punto vacunal: una enfermera prepara las dosis vacunales, otra compañera vacuna y un tercero se encarga del registro" detalla Ana Álvarez.

Cuando finaliza este proceso, la persona vacunada permanece cerca de media hora en el hospital, por si tuviera lugar alguna reacción anafiláctica. “Una vez concluida la mañana o tarde, se realiza la verificación de los listados, los registros informáticos, supervisión del material para solicitar, en caso de necesidad, a nuestra sufrida Unidad de Aprovisionamiento... y vuelta a empezar."

"Por peculiaridades de la vacuna, es necesario coordinarse y trabajar en equipo para evitar errores de preparación, tener que desechar dosis y reducir las esperas al mínimo mientras preparamos cada vial" explica Fernández.

Las enfermeras malagueñas son responsables de la administración, logística, conservación de las vacunas, registro de la inmunización y notificación de eventuales efectos adversos. Pero no son sus únicas labores. "Además de administrar vacunas, las enfermeras volcamos gran parte de nuestros esfuerzos en ofrecer una visión de compromiso comunitario y sensibilizar acerca de la transcendencia de la vacunación individual sobre la comunidad. Somos un pilar básico para la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad" aclara Ana Álvarez.

Profesionales sanitarios, un año de esfuerzo continuado

Desde el inicio de la crisis sanitaria, el colectivo de enfermería ha demostrado dedicación y profesionalidad, desempeñando su servicio con cariño y empatía. Los profesionales sanitarios han sido ejemplo de capacidad de adaptación, disponibilidad, compromiso, responsabilidad y solidaridad hacia la ciudadanía.

Una circunstancia que, Ana Portillo, describe como agridulce. "A veces es frustrante, ya que no vemos a nuestros seres queridos y amigos como nos gustaría. Otras, reconfortante, cuando los contagiados salen adelante. Es un trabajo vocacional, trabajamos con todas las ilusiones y conocimientos adaptándonos a las necesidades que vayan surgiendo".

"Es cierto que mentalmente estamos muy cansadas del esfuerzo físico y psíquico continuado en el tiempo, pero siempre intentamos mantener un toque de alegría durante nuestros turnos" concluye Noelia.

 

Facebook Twitter Gmail Mas
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.