El curso comenzará sin una asistencia sanitaria adecuada en los 600 centros escolares de la provincia

31-08-2020

Araceli Quintero López forma parte del grupo de trabajo de Enfermería Escolar del Colegio y es vocal de la Asociación de Enfermería Escolar (AMECE). Hablamos con ella para analizar la situación de esta figura en Andalucía y la necesidad de su implantación de cara al nuevo curso escolar.

La reivindicación de implantar la figura de la Enfermera Escolar en todos los centros docentes ya no se trata solo de algo que pueda ser beneficioso para los alumnos con patologías previas, para el profesorado o para la educación en salud de todos los alumnos, si no de una necesidad urgente que nos permita proporcionar una vuelta al cole segura para todos los centros de la provincia.

Fue en 2017 cuando la figura de la enfermera escolar se puso sobre la mesa del Parlamento Andaluz, llevada gracias a las reivindicaciones de diferentes asociaciones de enfermeras, que ponían en valor los beneficios de contar con un profesional que cuide la salud tanto de niños como de profesorado en los centros escolares, además de mantener un control de los alumnos con enfermedades crónicas como el asma o la diabetes.

Este planteamiento de profesionalizar el cuidado de la salud en los centros ya se había implantado en países como Francia y Estados Unidos, demostrando los beneficios que esto conlleva, pero en Andalucía se rechazó la propuesta y quedó en standby pese a conocerse la necesidad de proporcionar una asistencia adecuada en los centros educativos.

Dos años más tarde, la propuesta volvió a retomarse y a ser nuevamente rechazada, manteniendo esta reivindicación en punto muerto, en una de las comunidades más grandes de España, que vuelve a quedarse atrás frente a otras como Madrid en la que dicha figura se implantó hace tiempo con grandes resultados.

“La figura de la Enfermera Escolar es fundamental”. Es quien velaría por la salud de la comunidad educativa, haciendo hincapié en la promoción, la prevención y la formación de hábitos saludables. Debería estar integrada en el equipo educativo y en constante colaboración con el resto de profesionales que colaboran en el colegio y con los compañeros del centro de atención primaria de referencia”, así lo plantea Araceli Quintero López, colegiada en Málaga, miembro del recién creado grupo de trabajo de Enfermería Escolar puesto en marcha por el Colegio y Vocal en la Asociación AMECE, quienes comentan es sus redes que “en una crisis sanitaria como la vivida, las Enfermeras Escolares no somos un lujo, somos una necesidad”

Araceli se unió a esta lucha por la implantación de la Enfermería Escolar gracias a convertirse en madre y ver más de cerca las necesidades que existen en los centros docentes. Tras investigar sobre esta figura y finalizar su master en Enfermería Escolar se unió a la asociación AMECE para crear una sede en Málaga “este año íbamos a presentarla justo por el mes de marzo, pero las circunstancias han hecho que tengamos que aplazarlo”

Desde la Asociación tienen como objetivo principal “además de que se reconozca la figura que queremos representar, es conseguir que se vaya al cole con enfermera. Para ello necesitamos el apoyo de las familias. Son ellas nuestra voz y las que más peso tienen a la hora de reclamar”, nos plantea Quintero López.

En este sentido, asegura que las redes sociales son una herramienta fundamental para dar a conocer la importancia de las enfermeras escolares. Son vehículos que “nos acercan a las familias, docentes, sindicatos y público en general, para dar a conocer el perfil de la Enfermería Escolar en Andalucía y particularmente en Málaga. Figura poco o nada conocida hasta ahora”.

Y es a través de ellas donde comparten la información necesaria para mantener informada a la población sobre la necesidad de implantar esta figura, ahora más que nunca, teniendo en cuenta la situación de pandemia que vimos desde el pasado mes de marzo, y la importancia de asegurar una vuelta al cole con todas las medidas de seguridad oportunas.

“Las medidas propuestas por la Consejería de Educación dejan claro la falta de respeto por la profesión de la enfermería. Este formato de asistencia telefónica nada tiene que ver con la figura de la Enfermera Escolar, además claro, de sobrecargar la atención primaria, ya de por sí bastante cargada en nuestra provincia” ha comentado en diferentes ocasiones José Miguel Carrasco, presidente del Colegio de Enfermería de Málaga.

Desde diferentes asociaciones y desde el propio Colegio se exige una rectificación en las medidas planteadas por la Junta y “liberar a los docentes de la responsabilidad de crear un plan específico para mantener a raya el virus, cuando existen profesionales como somos los enfermeros preparados para desempeñar las tareas de prevención, de rastreo y de seguimiento que se va a requerir durante este inicio escolar”

Facebook Twitter Gmail Mas
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.