LA UNIDAD DEL CORAZÓN DEL HOSPITAL REGIONAL DE MÁLAGA EMPLEARÁ TABLETS PARA HACER SEGUIMIENTO A PACIENTES CON DISPOSITIVOS DE ESTIMULACIÓN

12-08-2019

Permitirá una mejor recogida de la información, reduciendo la posibilidad de errores durante la transcripción a la historia digital

La Unidad del Corazón del Hospital Regional Universitario de Málagava a poner en marcha un proyecto con el que hará seguimiento a los pacientes que cuentan con dispositivos de estimulación cardiaca. Con esta medida, los cardiólogos contarán con la digitalización de los resultados en tiempo real facilitando también su acceso posterior desde cualquier centro sanitario de la comunidad andaluza.

Este sistema, denominado CareLink SmartSync, funciona como un programador de última generación y analizador de sistemas de estimulación, como los marcapasos convencionales y otros más específicos llamados resincronizadores cardiacos. Esta tecnología se conecta a una tablet a través de una aplicación móvil preinstalada, permitiendo a los profesionales una mayor libertad para interactuar con los pacientes, tanto durante el propio implante del dispositivo como durante su seguimiento posterior.

Su aplicación generará un fichero electrónico que el propio médico podrá adjuntar en la historia digital única del usuario de forma instantánea mientras está valorando al paciente. En este sentido, uno de los responsables de la consulta de Revisión de dispositivos de estimulación cardiaca, el cardiólogo Miguel Ángel Ramírez, señala que este sistema "permitiráuna mejor recogida de la información, reduciendo la posibilidad de errores durante la transcripción a la historia digital".

Los pacientes que se beneficiarán de esta tecnología serán aquellos que sean portadores de un dispositivo de estimulación cardiaca que sea compatible con el sistema de Medtronic, tanto marcapasos convencionales, como holter inyectables o resincronizadores cardiacos. En total, calculan que podrán beneficiarse alrededor de 230 pacientes cada año.

Hasta la fecha, la información recogida durante la implantación del dispositivo sólo era posible mediante su impresión en papel y, posteriormente, el médico tenía que incluir en la historia digital de forma manual un resumen de los parámetros analizados más destacados, sin posibilidad de adjuntar gráficas ni los registros electrocardiográficos. "Este hecho dificultaba las posibilidades de análisis de la información explotada por parte de profesionales sanitarios de otros hospitales de nuestra comunidad en caso de ser necesario, por ejemplo por un cambio de domicilio o por un desplazamiento puntual", agrega el también subdirector médico del Hospital Regional de Málaga.

En palabras del cardiólogo, "tan importante es la correcta indicación e implantación de un dispositivo de estimulación cardiaca en un paciente como su correcto seguimiento posterior". Así, señala que se van a desarrollar actualizaciones en el software del sistema que permita el análisis de dispositivos implantados de generaciones precedentes, lo que va a permitir la monitorización de la totalidad de dispositivos de estimulación cardiaca que son compatibles.

La consulta de Revisión de dispositivos de estimulación cardiaca es multidisciplinar y en ella participan tanto la Unidad del Corazón como la de Cuidados Intensivos, haciendo seguimiento a más de 2.000 pacientes cada año tras recibir un implante. Las patologías que provocan la necesidad de que los pacientes reciban uno de estos dispositivos son los trastornos del ritmo cardiaco, la insuficiencia cardiaca y el estudio del síncope.

La edad media de estos pacientes es de 70 años y su calidad de vida tras el implante mejora al permitirle el desarrollo de un estilo de vida más autosuficiente, tolerando mejor la actividad física, previniendo los episodios de pérdida de conocimiento y en este sentido evitando la producción de traumatismos asociados. Además, tiene implicaciones pronósticas en términos de aumento de la esperanza de vida.

Esta iniciativa se enmarca en la apuesta de la Dirección Gerencia del Hospital Regional de Málaga por la aplicación de la Ingeniería de la Salud en diferentes especialidades médicas. En este sentido, el director de la unidad de Tecnologías de la Información, Julio Díaz, señala que "al igual que hace unas semanas se inició el uso de la impresión 3D en intervenciones quirúrgicas de Traumatología, ahora en Cardiología se ha puesto en marcha esta tecnología que permite la lectura de información procedente de marcapasos ya implantados en pacientes. Sin duda un paso más en la progresiva digitalización del servicio de Cardiología en la que nuestro hospital trabaja con la inclusión de pruebas como ecocardiografias o electrocardiogramas en soporte electrónico", añade.

Facebook Twitter Gmail Mas
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.