COLEGIOS PROVINCIALES, CONSEJOS AUTONÓMICOS Y CONSEJO GENERAL PONEN EN MARCHA UNA CAMPAÑA PARA CONVERTIR A LOS NIÑOS EN AGENTES DE SALUD Y CONSEGUIR QUE LOS PADRES NO FUMEN EN EL COCHE

19-03-2018
Y es que, como ha puesto de manifiesto el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, durante la presentación de esta iniciativa a los medios de comunicación, “la Organización Mundial de la Salud advierte que el 30% de las muertes por tabaquismo pasivo en el mundo se da en los niños y es responsable de un gran número de problemas, entre los que se encuentran sibilancias, tos crónica, asma, bronquitis, infecciones severas, neumonía, otitis e incluso obesidad, por no hablar del cáncer, como han puesto de manifiesto distintos trabajos científicos”.
 
Para el presidente de los enfermeros españoles, no cabe duda de que “en nuestro país, la ley Antitabaco de 2011 ha supuesto un antes y un después en salud pública, sin embargo, debemos ir más allá. Prohibir que se fume en aquellos vehículos en los que viajan niños es una prioridad porque los profesionales sanitarios tenemos la responsabilidad de proteger la salud de las personas, más aun cuando se trata de menores y no podemos permanecer ni un minuto más en silencio ante esta situación porque de las 7.000 sustancias que contiene el humo del tabaco, está demostrado que al menos 250 son muy nocivas y 70, además, cancerígenas”. El presidente del Consejo ha destacado además que existen ya estudios científicos que evidencian que el hecho de abrir la ventanilla del conductor no evita el daño pues el humo sigue concentrándose en el interior del coche tal y como ya advertimos en esta campaña.
 
Florentino Pérez Raya ha explicado los motivos de esta iniciativa: “la hemos puesto en marcha, de un lado, para pedir su prohibición, ya que entendemos que es un acto de responsabilidad cuando hay estudios científicos que demuestran que en el coche de un fumador hay más partículas dañinas de las que había en un bar cuando se podía fumar libremente. Prohibir que se fume en aquellos vehículos en los viajan niños es una prioridad. Mientras tanto, la campaña pretende concienciar a los adultos de que no fumen en sus vehículos y no sólo cuando estén delante los niños, sino también en su ausencia pues las sustancias nocivas presentes en el humo del tabaco quedan retenidas en la superficie y se siguen respirando durante semanas aunque ya no se fume”.
 
Google Facebook Twitter Mas
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.