“EL ENFERMERO ES EL ÚNICO QUE SE PREOCUPA POR NOSOTROS DE MANERA COMPLETA Y NOS DEDICA TIEMPO”

16-05-2017 Victoria Contreras

Alfredo de Pablos ha sido profesor durante 23 años, de física, química, matemáticas y ciencias naturales. Tiene 57 años, está casado y tiene una hija. A los 45 años se jubiló.De estar con muletas ha pasado a la silla de ruedas. Sufre poliomielitis desde niño y nos cuenta que solo tiene referencia de haber andado por fotos. “No puedo decir que lo echo de menos como los que sufren un accidente y dentro de mi colectivo me siento un privilegiado”.

 
Así comienza la entrevista con De Pablos. Explica que hay muchas personas de su edad que sufrieron polio y que en aquellos años las familias los dejaban en casa porque el mundo no les reconocía el derecho de tener una vida digna. Él sí tuvo la suerte de acceder a la Educación Superior, aunque no le fue fácil, y eso le llevó a desempeñar su profesión docente hasta hace unos años. Fue entonces cuando comenzó a desarrollar su actividad en el ámbito asociativo.
 
“En un evento organizado en Málaga, la asociación AMFAI (Asociación Malagueña de Físicos por la Adaptación y la Integración) me captó para que me uniera a sus reivindicaciones”, explica. Actualmente es el secretario y el coordinador de la Agrupación de desarrollo Málaga Accesible que aglutina a más de 78 asociaciones.
 
Derechos
La agrupación nace en el seno de la Concejalía de Asuntos Sociales en 2004, con la intención de que la legislación cubra los derechos de las personas con discapacidad. Se trata de una lucha por derechos básicos, como la educación, el trabajo, la movilidad o la sexualidad. Y hasta hace 6 años ha estado ligada al Ayuntamiento, según narra De Pablos. Fue entonces cuando decidió dar el salto y pasar a ser una asociación civil e independiente y exigir con la ley en la mano, que se cumpla.
 
“La agrupación tiene un perfil muy curioso porque la componen desde asociaciones a colegios profesionales. Lo que buscamos es mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. Queremos conseguir un medio ambiente amable y una ciudad accesible para que todos los individuos puedan desarrollar sus actividades y en definitiva tengan dignidad como personas”, asegura Alfredo.
 
¿Se ajusta el diseño urbanístico y arquitectónico de Málaga a las necesidades de todos sus ciudadanos? La respuesta es negativa, a pesar de ser considerada la quinta ciudad de España en accesibilidad.“El diseño existente en zonas públicas o en locales privados no es universal y el principal problema no es la ley, que ha mejorado mucho desde 2004, si no que la Administración no se encarga de que ésta se cumpla.”, así lo sentencia.
 
Alfredo explica que “ahora nos encontramos ante una situación más grave, un retroceso peligroso porque con el cambio de legislación europeo, la Ley Ómnibus, da por hecho que se presenta documentación en la que uno mismo certifica que ha realizado la obra conforme a la ley, pero no hay un control de inspección y de cada tres locales que se abren, dos no cumplen con la normativa de accesibilidad, por lo que ahora mismo solo depende de la voluntad de quien la ejecute”.
 
Conciencia ciudadana
Representan a más de 3.000 personas y su lucha es desde la perspectiva del derecho. Lamenta que la sociedad los ve como los que “dan la lata” pero explica ejemplos como lo que les ha costado poner una rampa en el exterior de un edificio: 76 visitas al área de urbanismo y dos años y medio. O como él mismo no podía acceder a un edificio público para poner una reclamación como cualquier ciudadano. “No pretendemos llamar la atención, solo queremos que exista igualdad”, aclara De Pablos.
 
En este sentido creen en la educación y la sensibilización de próximas generaciones y por ello visitan cada año a los futuros arquitectos antes de salir de las aulas para explicarles lo importante que es que “diseñen para el 95% de la población”. También acuden a los colegios para que se incluya en el grupo de clase a los niños y niñas que tienen alguna discapacidad y “sean tratados como uno más, no se les aparte y se sientan integrados”. Pero al final siempre es responsabilidad de la Administración y las políticas en las que trabaje, asegura.
 
La enfermería
Una figura de la sociedad que representa mucho para todo este colectivo son los enfermeros. Así lo confirma Alfredo que indica:' “es la figura central de atención a nuestra salud porque asociada a una discapacidad siempre hay como causa o efecto una enfermedad crónica. El enfermero es el único que se preocupa por nosotros de manera completa y nos dedica tiempo”.
 
“El sistema sanitario está pensado de forma industrial. Nos reparan y nos devuelven pero el sistema sociosanitario te cura y te acompaña en tu ciclo de vida y te aporta calidad de vida. Y de eso se encargan los enfermeros para los que no somos datos clínicos sino que tienen una visión de nosotros como personas. Son nuestra referencia y por eso debemos velar también para que tengan unas condiciones dignas de trabajo.”, concluye De Pablos.
Google Facebook Twitter Mas
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.