LA EVOLUCIÓN DEL “SUEÑO” CON LOS CUIDADOS ENFERMEROS:ENTREVISTA A PEDRO RODRÍGUEZ

20-03-2017 Victoria Contreras

El mal sueño está muy extendido: se duerme poco y mal. En muchos casos por malos hábitos, en otros por problemas fisiologicos y/o patológicos. Roncar no siempre es sano, a veces esconde otros problemas, que trata la Unidad del Sueño. El 17 de marzo se celebraba mundialmente el Día del Sueño y para ello hemos entrevistado a uno de los enfermeros que se hace cargo en Málaga desde hace años.

 
Pedro Rodríguez terminó en el 84. Formó parte de la cuarta promoción del Hospital Civil. Nada más concluir los estudios ya le estaban llamando para trabajar: “eran años muy buenos” , por lo que empezó en la planta de Cirugía por las tardes, pero a la semana le informaron de que se iba abrir la UVI y querían contar con varios de su promoción, así que recibió formación durante el verano y pasó a la plantilla de reserva, realizando suplencias.
 
“Siempre encadenaba contratos e incluso me llamaban para trabajar en dos sitios a la vez, pero yo nunca he querido ni he tenido necesidad”, explica y cuenta como después de la mili seguía teniendo trabajo nada más volver tras los 15 meses de servicio. “Pasé por: Ginecología, Otorrinolaringología, Cirugía, Medicina Interna, Urgencias…hasta que me llamaron porque iban a realizar una experiencia piloto para poner en práctica el Proceso de Atención Enfermera en la planta de Medicina Interna con personal dedicado en exclusiva a 6 pacientes durante unos meses para posteriormente estudiar los resultados”.
 
Después de esa experiencia, Pedro ya no quiso ser más “retén de UVI” y al cerrar la planta de Medicina Interna del Hospital Civil, se fue al Clínico en el 93. Por circunstancias personales pidió el turno de las noches fijas. Estuvo entre Medicina Interna y Neumología hasta que se creó la Unidad de Apnea del sueño,con tres camas en un habitáculo diferente. “Entrábamos personal de planta. Nos distribuíamos el año por meses y rotábamos, pero desde final de los 90 se decidió que un enfermero fijo se quedase y yo prefería ese turno de noche, así que lo pedí”.
 
De la técnica al cuidado
Así fue cómo comenzó en esta Unidad, en la que cuenta ha habido muchos cambios respecto a la atención enfermera: “Al principio solo nos limitábamos a poner los polígrafos y polisomnógrafos. Nosotros solo lo poníamos por la noche, lo quitábamos por la mañana y controlábamos el registro a tiempo real, y por si había algún fallo, actuar en consecuencia. Nada más”.
 
Con el tiempo su trabajo fue tomando mayor autonomía hasta llegar a hoy. “Ahora mismo se realizan poligrafías ambulatorias. Los pacientes recogen su máquina, se les explica cómo funciona, se les introducen los datos, se las llevan a casa y a la mañana siguiente las traen para que descarguemos los registros y veamos si la prueba ha sido correcta, antes de la consulta médica, y en caso contrario se repite”.
 
También se entrega el autoCPAP (el dispositivo que suministra presión positiva de aire adaptando el nivel de presión a las necesidades del paciente automáticamente con el fin de mantener abiertas las vías respiratorias durante el sueño del paciente). Les programan la presión que necesitan, según el diagnóstico y al tiempo se evalúa si es la adecuada. Descargan la información que graba la máquina y gestionan la cita médica con la doctora a través del DIRAYA.
 
Lista de espera muy larga
Por otro lado están los pacientes que pasan la noche en el Hospital. Solo hay una cama en una habitación individual porque solo hay un polisomnógrafo conectado al pc del despacho donde se ve el estudio a tiempo real para poder actuar en caso de error o modificar parámetros sin entrar en la habitación y ver cómo responde durante el sueño la persona.
 
El Hospital Carlos Haya también cuenta con otra unidad pionera en la que se formaron pero al haber tan pocos recursos y ser la demanda cada vez mayor, la lista de espera para estas pruebas es muy larga. Llegó a estar en cuatro años y gracias al apoyo de dos enfermeros reubicados por obras durante un tiempo, se bajó hasta los 3 meses pero actualmente vuelve a estar en dos años, “si no es un estudio preferente”.
 
Desde el 2016 se realizan cada mes unos 75 estudios de poligrafías domiciliarios así como autocpap domiciliados y 20 polisomnografías al mes. Además, en la consulta de enfermería se atiende a unos 60 pacientes mensuales. Estos datos se han incrementado por el refuerzo de la unidad, que actualmente cuenta con dos enfermeros.En cuanto a los pacientes del Hospital Clínico, pertenecientes a la compañía Oximesa, que tienen su CPAP en casa rondan los 6.000.
 
Consulta de enfermería
El mayor avance en la Unidad ha sido la creación de la Consulta de Enfermería hace 5 años a propuesta del servicio. Pedro narra cómo previamente se creó la Escuela de pacientes CPAP: “Estuvimos un año. Se citaba una vez por semana a un grupo de 20 personas y se les entregaban sus informes explicándoles en qué consistía y se abría turno de preguntas. Los compañeros de la empresa Oximesa, que suministra los dispositivos, también les informaban. Pero con el tiempo vimos que la atención debía ser individualizada para tener más libertad a la hora de preguntar”.
 
“La misión de la consulta es la revisión cada dos o tres meses para que nos cuente cómo les va, problemas que tiene, consejos que podemos darle, sepa lo que significa la apnea del sueño más allá de los ronquidos, que es lo que se asocia normalmente, el tratamiento que debe seguir, qué problemas lleva asociados…”explica Pedro y asegura que “la información es clave para que sepa lo que tiene entre manos, tome consciencia del bien que le puede hacer la máquina a su salud y se implique en el cambio de hábitos”.
 
Los enfermeros valoran si la presión asignada es la correcta, si las mascarillas les molestan o tiene sequedad en la garganta y picor en la nariz, por ejemplo, y entonces le dan consejos para que se solucionen estos problemas y el uso de la máquina no les ocasiones problemas a los pacientes. A veces también pueden pedir pruebas de revisión, si ven que la persona ha perdido mucho peso o presenta síntomas a causa del uso de la CPAP. Y también derivan al médico para las revisiones correspondientes. En definitiva, han dado un contenido de enfermería que antes solo era técnico.
 
Sueño reparador
El sueño debe ser reparador, de calidad, sin interrupciones en sus fases ni microdespertares, para después no tener cansancio diurno, pérdida de memoria, dolores de cabeza o mal carácter. Por eso es tan importante controlar la apnea del sueño. “La falta de oxígeno es el principal problema y como se repite cada noche varias veces esto hace que los órganos se resientan y puedan parecer problemas de hipertensión, circulatorios o cardíacos”, explica el enfermero.
 
En este sentido los enfermeros también trabajan en la información del paciente para una mayor toma de consciencia. “La mayoría de la población lo asocia al ronquido pero no siempre es apnea, a veces solo es problema de otorrinolaringológico. Una vez que los ponemos al día y les informamos, son conscientes de lo que tienen y de la importancia de cumplir el tratamiento para controlarse y mejorar su calidad de vida”.
Google Facebook Twitter Mas
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.