UN COMPROMISO PARA ASEGURAR INTIMIDAD Y CONFIDENCIALIDAD A LOS PACIENTES

02-03-2017

Norma de reciente publicación para alumnos y residentes en Ciencias de Salud: Cualquier estudiante o profesional de ciencias de la salud tiene contacto con pacientes y con datos relativos a éstos, especialmente protegidos por normas de diferentes rango : Constitución, Código Penal y varias leyes, entre ellas: Ley General de Sanidad, de Autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, de Protección de datos, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias...

 
Mediante esta norma publicada en BOE (Orden del Ministerio de Sanidad SS/81/2017, de 6 de febrero)los alumnos y residentes, como personal con estancias temporales en centros sanitarios públicos y privados (rotaciones, trabajos de investigación..) quedan obligados, mediante compromiso escrito y firmado, tal como figura en los anexos de la misma norma , a preservar el derecho a la intimidad y confidencialidad de los pacientes.
 
Los tutores de esa formación deberán facilitar ese cumplimiento, como también el deber general de supervisión de los profesionales del Centro con los que se relacione el personal en formación. El paciente, o su representante legal, ha de prestar consentimiento previo respecto a la pruebas o exploraciones a las que se someta, salvo en caso de urgencias vitales, incluso queda limitado el número de alumnos presenciales en la mismas, asi como han de estar identificados (tarjetas de identificación) como tales.
 
En cuanto a los datos de los pacientes se establece que los alumnos no podrán realizar copias de la información contenidas en la Historia Clínica por ningún medio, y en ningún formato, ni incluso de historias anonimizadas, salvo autorización expresa del responsable a propuesta del tutor/a responsable docente.
 
El paciente queda con dicha norma menos cosificado, más protagonista en la toma de decisiones que afectan a sus derechos, con más condicionamientos y mayor sensibilización sobre los derechos de los pacientes para quienes están en proceso de formación/investigación. Así también los centros sanitarios y docentes han de implicarse más en ser facilitadores y verificadores de que este protocolo se cumpla, No será fácil, por ejemplo, en entornos de atención tutorizada en los que muchas veces la continua supervisión general por parte de los profesionales (tutores o no ) no puede garantizarse, o en el manejo de datos de los pacientes en cualquier circunstancia. El seguimiento de dicha norma por parte de la Comisión de Recursos Humanos del SNS, , con las aportaciones de las distintas Consejerias de Salud , en el plazo de un año, deberá perfeccionar este cumplimiento con los ajustes necesarios para ello.
Google Facebook Twitter Mas
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.